Sobre Mí

Sobre Mí

Trende y YO

Pruebo las cosas antes de que inviertas tu dinero, y te digo si valen la pena; tengo una manía de compartir mis experiencias de madre primeriza y me gusta beber y comer... ¡mucho!

Carolina Guisande Muvdi

  • Home
  • /
  • Bebé
  • /
  • 10 realidades de parir por una embarazada a los 37
BabyBump

10 realidades de parir por una embarazada a los 37

El embarazo para las primerizas puede ser un tiempo muy emocionante, pero también de mucha confusión. Ahora imagina que eres primeriza a los 37 años… un poquito más desconcertante, pero también más emocionante.

Bueno, lo primero, y que debe dar mucha satisfacción es que no le puedes echar la culpa de tus sueños no alcanzados a un embarazo a temprana edad. Si no has alcanzado tus sueños, o por lo menos estar en un camino muy señalizado a alcanzarlos es porque o no los querías tanto como pensabas, o estabas desenfocada. Esto es un gran “plus” que nunca sentirán las que comenzaron muy jóvenes. Yyyyy…, tienes dos opciones que te darán mucha tranquilidad: lo que hiciste hasta el momento es suficiente y eso está bien; o es hora de luchar por esos sueños porque quieres que tu(s) hijo(s) te vea(n) feliz(ces).  Ahora veamos las otras “realidades”:

2. ¿Quedar embarazada después de los 35? Si lo estabas buscando: ¡felicidades!, la fertilidad disminuye bastante después de los 35; si no lo estabas buscando ¡felicidades también!, en este país lo tienes que tener obligado :p Pero fuera de relajo, disfruta a esa potencial persona que crece en tu vientre… El punto es que no es díficil ni estás pasada de tiempo como muchos te harán sentir si tu deseo es tener un bebé en un tiempo “no convencional”.

3. Tengo 37 años, me salen canas, me tiño. ¿Ok? Los doctores te aseguran que está bien plantadito en tu útero, lo cual te quita un gran peso de encima. Ahora, a mamá le salen canas, y ella no quiere parecer una anciana al término de los 9 meses, pero tampoco quiere un bebé deformado por el tinte. Hermana tiñase tranquila, solo pregunte en su salón por un tinte SIN amonia; y claro, consulta a tu médico.

4. Bebe, que la vida es breve (¿bebé?) Sí, bueno, no es positivo para un bebé o su madre, hay que estar 100% alertas para guardar esa vida que crece dentro, y ella necesita lo más puro que pueda entrar a nuestros cuerpos. Ahora bien, una copa de vino durante una ocasión ESPECIAL no causa ningún daño, y mamá necesita relajarse. Pero es una decisión que también debes hablar con tu médico.

5.) Ejercicio, ¡claro! Boxie por un tiempo, los tres primeros meses, los cuales son de riesgo, y no se debe hacer de manera muy intensa como lo estuve haciendo las primeras semanas que no sabía que estaba en estado. Las siguientes 8 lo cogí muy suave. Lo que investigué es que si siempre has hecho ejercicios, puedes seguir haciéndolos de manera regular, tomando las precauciones necesarias según tu condición. Luego solo me dediqué a caminar, o hacer la elíptica, porque estaba rodeada de familiares histéricos, pero sé que podía correr, boxiar e incluso levantar pesas con el apoyo necesario. Mi recomendación es: Haz lo que te haga feliz.

6.) No se pueden engordar más de 25 libras. No se DEBE, pero SÍ se puede. Y lo disfruté mucho, nunca lo había disfrutado tanto. Comía cada hora, literalmente, y de todo lo que usualmente me cohibo, o simplemente no me interesa, como pasta con crema, y huevo y tocineta, pancakes con huevo frito y tocineta, brownies de Bondelic con dos porciones de sanduchón y un vaso de jugo gigante de chinola, una caja entera de Lucky Charms en dos días, arroz blanco de todas las formas, pastelitos fritos todos los días, etc, etc. etc…

7.) Dormir es muy incómodo y a veces imposible. Realmente, nunca dormí mejor. Encontré una forma de hacerlo con tres almohadas que quisiera tener una foto enmarcada para enseñarla y mostrar mi técnica experta. He visto que existen unas grandes que parecen gusanos gigantes que ayudan bastante también. Lo único que sé es que hay que buscarle la vuelta porque algo que no es un mito es que no se vuelve a dormir igual (no dije mal), solo que no igual. Siempre habrá una parte tuya por la que te preocuparás la vida entera, ya sea un bebé llorón o un adulto que vive en otro continente, y no te llama nunca.

8.) La mejor forma de parir es natural. La mejor forma de parir es la que a ti mujer dueña de tu vagina y tu cuerpo te parezca más cómoda. No entiendo el concepto de que mientras más sufras, más quieres a tus hijos, y les digo por experiencia que las césareas no son un paseo por el parque. Al final tomé la decisión que era mejor para mí y para mi bebé, y no me arrepiento (aunque la idea original era parir natural).

9.) Hay que hacer mil cursos, y leer 10 libros, antes de parir para estar realmente preparada. Lo que sea que te funcione, yo bajé un app que se llama Baby Center que es una maravilla, y es gratis; vi muchas series, leí libros que no nesariamente fueron sobre el embarazo, y fui feliz… Sin embargo, si les recomiendo que escuches a tu madre, ella sabe identificar hasta el tipo de “lloro” del niño (si es de hambre, sueño o un cólico); pero seas firme con tus propias creencias. Y estos dos libros que leí después de dar a luz y me arrepentí de no haberlos encontrado antes: Bringing Up Bébé y Sleep: Top Tips from the Baby Whisperer: Secrets to Getting Your Baby to Sleep Through the Night.

10.) Todo el mundo tiene una opinión sobre tu embarazo, y nada, lo aceptas por ser agradable, y todas las embarazadas están contentas, ¿verdad? No creo, la gente tiene que bajarle dos. Uno mismo tiene que bajarle dos cuando ve a una embarazada. Simplemente porque tiene una panza y los pies hinchados no significa que puedes opinarle sobre: cuántos “meses” tiene, si es hembra o varón, cuál nombre elegiste, cuánto has engordado, el por qué de la hinchazón de sus piernas, el método elegido para dar a luz, el método elegido para alimentar, y la lista sigue, y sigue, y sigue… Y se pone más larga si comentas una edad en la que dar a luz no es la norma.

En resumen, lo que quiero dejar dicho, y lo que quizás no hice siempre durante esos 9 meses es: disfruta, piensa solo en ti y en tu bebé. Tratate bien y quita del camino todo y todos lo que te molesten. Estos son 9 meses en los que se vale ser egoísta, y si haces todo bien solo para ti se reflejará en tu bebé.

***Esta lista es solo mi opinión y debe ser considerada como tal. Debes tomar las decisiones que pienses son las mejores con la asesoría de tu médico.

 

One Comment

Leave a Reply